Coaching CO3

Coaching CO3

Revolucionando la Manera de Hacer Coaching

coachingCoaching ya no es un término nuevo en los círculos empresariales. Últimamente no falta en una reunión de ejecutivos, de empresarios o de gente de Recursos Humanos. Desgraciadamente, la popularización de este término ha llevado muchas veces a malutilizarlo, quitándole su importancia y trascendencia. Muchos ejecutivos equivocadamente creen que por utilizar un estilo democrático están aplicando los principios de Coaching. Este pensamiento es  simplemente ingenuo.

El diccionario define el verbo “COACHING” como “ser mentor, tutor, entrenar, dar señales, indicar hechos”. Este enfoque clásico de Coaching está limitado a “darle a las personas un modelo específico a seguir”.

El concepto de Mentor se origina en la mitología griega, en la que Odysseus, cuándo por Troya, confió su casa y la educación de Telemachus a su amigo, el “mentor”. “Dile todo lo que sabes,” Odysseus dijo, y así él sin pensarlo le puso algunos límites al “mentoring”. Los expertos y comunicadores coinciden que la habilidad del Mentor tiene sus orígenes en el concepto de “aprendiz”, cuando una persona de más edad, más experimentada, transfiere su saber hacia otro no sólo acerca de la tarea sino también del entorno que la rodea.

El Tutor, por otra parte, está directamente preocupado con la mejora inmediata del desempeño y el desarrollo de habilidades. El Mentor es siempre un paso más y se refiere a la adquisición de conocimiento acerca del contexto, tal como desarrollar al colaborador en la cultura del aprendizaje permanente. Ambas funciones, junto con la de Aconsejar, constituyen tres habilidades fundamentales del Coaching.

Un Nuevo Coaching

Coaching CO3

Nuestro propósito es describir con claridad lo que implica el Coaching en forma integral, e ilustrar cómo y cuándo puede ser usado. El Coaching es una habilidad, un arte quizás, que requiere de comprensión y práctica en profundidad para poder alcanzar su máximo potencial.

Todo líder, de alguna forma, practica alguna de las funciones del proceso de Coaching: aconseja, enseña, evalúa. Esto lo hace en base a su propio estilo individual de relacionarse con los demás, a veces también en una forma de aplicación limitada.

En el nuevo enfoque de Coaching el rol del Coach en el ámbito de lorganización consiste no sólo en proceder al desarrollo del colaborador a través de brindarle capacitación en el trabajo, sino también ayudarlo a reducir los obstáculos internos que lo limitan. De esta manera es el colaborador el que conduce su propio desarrollo, por lo que la función del líder se transforma en la de “facilitador” del proceso de crecimiento de su gente.

Así el nuevo Coaching cuenta con dos puntos distintivos: “el proceso” propiamente dicho y “las habilidades” de Coaching:

a. El ¨proceso¨ incluye desde la clarificación de los objetivos del Coaching, pasando por su desarrollo hasta llegar a un compromiso con el colaborador que permita cerrar el círculo en una evaluación posterior.

b. Las ¨habilidades¨ para lograrlo, de una forma en la cual el colaborador tenga el control de las decisiones; éstas incluyen las correspondientes habilidades para establecer una positiva relación, crear un clima adecuado para el aprendizaje, escuchar activamente y preguntar reflexivamente para lograr en el colaborador la toma de conciencia correspondiente a la problemática en juego.

 

Descubre que puede aportar esta nueva manera de hacer Coaching a tu organización. Haz click aquí y agenda una cita ahora con uno de nuestros consultores.